Una bella experiencia fue el conocer el trabajo que realiza el  Banco de Alimentos , una fundación del Mercado Mayorista Lo Valledor constituida el año pasado, con el fin de ser un puente entre los locatarios con fundaciones y organizaciones sociales, como hogares de ancianos, de niños y comunidades que albergan a personas en situación de calle, entre otras. Una experiencia que les permite aportar alimentos que se comercializan en el lugar, a 40 fundaciones, actualmente, y que contribuye de manera importante a la disminución de un grave problema: la pérdida de alimentos, que, a nivel mundial, alcanza 1.300 millones de toneladas, anualmente; esto significa un tercio de los alimentos producidos para el consumo humano.

El año 2016, a través del área de recuperación alimentaria de Lo Valledor, partieron recolectando 4.300 kilos mensuales de frutas  y verduras en buen estado. En la actualidad, son más de 60 toneladas mensuales que se rescatan gracias a la concientización y solidaridad de los cientos de locatarios del mercado. La visita estuvo dirigida por Hugo Espinoza, Director del Banco de Alimentos y Romina Correa, su Jefa de Operaciones.

Nibaldo Meza Garfia, Alcalde de Peñaflor agradeció la invitación y, especialmente, el tener la oportunidad de conocer el trabajo que realiza el Banco de Alimentos, junto con la posibilidad de generar alianza para trabajar en conjunto: “Vemos cómo aquí hay un tremendo trabajo social que llega hasta los hogares y mesas de mucha gente que lo necesita y esperamos también, a partir de esta fecha, poder tener la posibilidad de trabajar en conjunto, especialmente hoy día, donde dadas las condiciones actuales, mucha gente lo está pasando mal. El tender una mano, sin ninguna duda, será muy bien recibido”.

La autoridad, a su vez, explicó cuál es la vinculación que hoy tiene la Municipalidad con el Banco de Alimentos.

“En el caso de Peñaflor, nosotros, actualmente estamos llevando adelante un Comedor  Comunitario Municipal con el que llegamos a 11 sectores distintos de la comuna; a sectores con muchas necesidades sociales y que a través del Banco de Alimentos y el apoyo de la Fundación Peñaflorina El Sembrador y su fundador Juan Espinoza, quienes realizaron el vínculo, hemos podido recibir el apoyo y la ayuda que ha permitido, en gran medida, mantener este servicio hacia la comunidad. Semanalmente entregamos alrededor de 3.600 raciones de alimentos y esa posibilidad se ha dado, en gran parte, justamente por el apoyo del Banco de Alimentos”.

Uno de los objetivos del Banco de Alimentos, es triplicar las metas que tienen como fundación y mejorar los equilibrios de los aportes, a través de una fórmula de “Donaciones Programadas”, para que todos los locatarios hagan su contribución voluntaria, asegurando, así, un stock permanente de donaciones.