Con un Box del Programa Adolescente cuenta desde hoy el Liceo Peñaflor.
Se trata de un espacio que permitirá mejorar el acceso de los jóvenes a una atención de salud integral, principalmente en los ámbitos de salud sexual, reproductiva y mental.
Una acción que busca fortalecer conductas protectoras, potenciando un desarrollo y crecimiento saludable, interviniendo oportunamente ante conductas de riesgo.
La iniciativa está orientada a jóvenes de 10 a 19 años, quienes acceden mediante sus liceos y colegios, en el caso de establecimientos municipales, y por derivación de los Cesfam si son de establecimientos particulares subvencionados.
El centro está a cargo de matronas y Técnico en Enfermería, quienes atenderán de lunes a viernes a los estudiantes.