Un  enriquecedor conversatorio fue realizado el pasado 1° de Octubre, día en que se conmemora el Día del Asistente de la Educación.
Se trata de mujeres y hombres que cumplen un rol fundamental en la educación de los niños, niñas y adolescentes: Son auxiliares, técnicos, inspectores, administrativos y profesionales que son el complemento a la labor docente para llevar adelante la hermosa tarea de educar.
Asistieron  representantes de todas las escuelas, liceos y jardines, quienes relataron sus valiosas experiencias e historias de vida, durante el periodo de cuarentenas y educación a distancia.
En la ocasión se realizó un homenaje póstumo a Víctor Esponda, querido Asistente de la Educación del Liceo Peñaflor, reconocido basquetbolista peñaflorino y persona muy querida en la comunidad educativa, quien falleciera en mayo de este año. Recibieron este reconocimiento su viuda, Claudia Marcela Huerta y su hijo Jordan Esponda.
Muchas gracias, queridos asistentes de la educación, por su hermosa labor de cada día.
}